Usamos Cookies para mejorar la experiencia del visitante. Al pulsar “Acepto”, das el consentimiento para todas las cookies.
Descripción breve

¿A quién no le gustaría disponer de un chef en casa? Esa es la propuesta de Cocinería 44, el nuevo rincón gastronómico del Mercado de Chamartín, que de la mano del cocinero Alejandro Peñas Capel nos regala un buen puñado de propuestas de alta cocina para llevar.

cocinería 44

cocinería 44 mercado de chamartín

Descripción

No es habitual que un local de cocina preparada y lista para consumir tenga in situ la calidad de un chef como Alex, y es que en su caso el término “gastronomía” forma parte de su ADN.

 En su pequeño, pero coqueto local en la planta baja del Mercado podrás verle maniobrar en directo cada día en sus fogones, y trastear con otro de los protagonistas de su cocina: un soberbio horno de carbón, que imprime personalidad añadida a buena parte de sus platos.

 Combinar sabiamente la mejor materia prima que ofrecen los comerciantes del mercado, de los que se nutre, y aplicar todo el muestrario de recursos de cocina es la explicación de un resultado tan relevante.

 Pollos criados en libertad asados en horno de carbón, patatas asadas al tomillo, pollos de las Landas a la brasa, jarrete deshuesado y relleno con su tuétano, crema de tomate y albahaca, empanada de bacalao al estilo gallego con una masa fina y suave, ensaladilla rusa, pisto de verduras asadas, brownie como nunca lo habías probado, pollo relleno de jamón y queso… son tan solo una pequeña parte de su carta.

 Porque las posibilidades se amplian y crecen. Tan solo bastará que propongas por encargo y tus deseos se harán realidad. ¡¡¡El límite está en el cielo!!!

 La recuperación de un utensilio tan tradicional como el horno de carbón imprime carácter a las recetas de Cocinería 44. El sabor de un alimento preparado en horno de brasas es totalmente inconfundible y único. Nunca quedan tan jugosos y tan apetitosos al paladar como cuando se elaboran de esa manera.

 A diferencia de la parrilla abierta, en este se puede hornear y ahumar al mismo tiempo. Genera una temperatura muy poderosa y por eso da lugar a un perfecto sellado de los alimentos. El resultado es que toda la comida queda más jugosa.

 El propio carbón de las brasas impregna de manera muy especial a la comida. En el caso de las carnes, potencia su sabor de una manera extraordinaria. Les da un toque inconfundible, que solo se puede lograr con esta técnica. Esto se debe a que la carne queda asada y no cocida. Por lo tanto, conserva todos sus jugos.

La cocina de Alex engancha, y no es una pretensión, es una realidad. Te invitamos a probarla.